Breve reseña de El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry

Tómate unos instantes para conocer esta breve reseña de El Principito, de Antoine de Saint-Exupery, un clásico de la literatura que debes leer al menos una vez en la vida y dentro del cual descubrirás valores como la el amor, la amistad y la vida  a través de un viaje a diferentes mundos.

Reseña de El Principito

El Principito es una narración corta, escrita por Antoine de Saint-Exupéry, durante su estancia de 27 meses en los Estados Unidos, luego de la Batalla de Francia en el año 1940.

Fue publicado el 6 de abril de 1943 y su título en francés es “Le Petit Prince”; además el escritor Saint-Exupery fue aviador y se dedicó a escribir esta historia que se hizo eco en el mundo mientras se encontraba hospedado en un hotel de la ciudad de Nueva York.

La obra ha sido traducida a 180 lenguas diferentes y parece una novela infantil; pero esconde lecciones de vida de alto valor, incluso para los adultos.

Desde 2015 trabajando como consultor SEO Barcelona. Trabajo por objetivos, mi objetivo es que ganes más dinero mediante el SEO. ¡Te quiero!
Kamaleon.net Agencia de Marketing Digital en Barcelona especializada en PYMES. Somos un equipo de expertos en la transformación digital de las ventas.

En pocas palabras, su temática está basada en la historia de un pequeño que vive en un mundo alejado de la realidad; además la magistral combinación realizada por el autor en lo referente al personaje del niño junto con el zorro ha permitido que contenga una alta riqueza filosófica.

Se trata de una novela atemporal y que sin duda es digna de ser leída al menos una vez en la vida; pues en ella se albergan enseñanzas como el amor, la amistad, la tristeza o la riqueza; todas aplicables a nuestro día a día.

Citando por ejemplo la simple frase: “Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos” se comprende lo importante que es equivocarse para aprender de nuestros errores y tomar caminos inesperados sin sentir miedo sobre lo que pueda presentarse.

O quizá simplemente, considerar que si te mantienes siempre en la misma ruta es posible que no logres avanzar, más bien solo alimentarás tus capacidades sin lograr que ellas te lleven a superarte como profesional.

El hecho es que con las narraciones y diálogos del protagonista con algunos pocos personajes que se presenta a su paso se descubren importantes valores humanos.

Dichos valores ponen en evidencia que nuestra sociedad ha cambiado tan rápidamente que las relaciones entre los hombres y la forma como se comunican se han deteriorado; ya que en la actualidad, gracias a la tecnología, se manda un mensaje de texto o voz en lugar de visitar a la persona para hablar directamente con ella.

Es ejemplo de esto el párrafo que se cita textualmente a continuación; léelo con detenimiento: 

“Los hombres ya no tienen tiempo para conocer nada, compran las cosas ya hechas a los comerciantes, pero como no existe ningún comerciante de amigos, los hombres ya no tienen amigos”

El clima familiar o laboral se ve favorecido con la sociabilización y además es un factor que te incentiva cada día.

En lo referente al tema del amor El Principito resalta la necesidad que tiene el hombre de no olvidar sus raíces, pues si bien el trabajo es esencial para vivir, no puede ser el núcleo central de nuestra vida; ya que en caso contrario nos vencerá el estrés y la obsesión, sin dejarnos tiempo para disfrutar de la vida.

Esto es algo significativo que resaltó Antoine de Saint-Exupéry dentro de El Principito con el siguiente texto:

Conozco un planeta en el que vive un señor muy colorado. Nunca ha olido una flor. Nunca ha contemplado una estrella. Nunca ha amado a nadie. Nunca ha hecho otra cosa que sumas. Se pasa el día diciendo, como tú: “¡Soy un hombre serio! ¡Soy un hombre serio!”, lo que le hace hincharse de orgullo. Pero eso no es un hombre, ¡es un hongo!”.

Es importante disfrutar de la vida, hacer solo lo que esté a tu alcance sin que esto sea un quebradero de cabeza o se convierta en objeto de frustraciones, aunado al hecho de que otra de las sabias enseñanzas extraídas de esta obra es que siempre es más difícil juzgarse a sí mismo que hacerlo sobre la conducta de otras personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *