Y todo a media luz

LAS EMPRESAS DE ELECTRICIDAD AMPLIARON LOS CORTES EN LA CIUDAD
POR FALTA DE PAGO DEL GOBIERNO PORTEÑO

Edesur cortó la iluminación del Obelisco, entre otros espacios públicos. Edenor se sumó ayer a la medida. En el gobierno porteño aducen que los “discriminaron” por la quita del subsidio y aseguran que se limitarán a esperar a la Justicia.

Por Werner Pertot

El futuro de la ciudad de Buenos Aires se ve oscuro. Edenor se sumó a los cortes de luz en plazas y monumentos por falta de pago del gobierno de Mauricio Macri. Edesur, en tanto, cortó la iluminación del Obelisco. Las dos empresas de electricidad le reclaman a la gestión PRO el pago de una deuda que asciende a 9 millones de pesos en el caso de Edenor y a 50,9 millones para Edesur. El gobierno porteño no giró ese dinero porque Macri considera que no debe pagar la tarifa sin subsidios del Estado nacional. El ministro de Espacio Público, Diego Santilli, sostuvo que la Ciudad “está siendo discriminada”.

¿Qué hará Macri ante el cronograma de cortes que tienen previsto las empresas? Según indicaron en Bolívar 1, sentarse a esperar una decisión de la Justicia en las dos causas que existen. En una de ellas, ya fallaron contra la gestión PRO.

El año pasado, el gobierno nacional anunció que les retiraba los subsidios a la dependencias del gobierno porteño. A comienzos de este año, las empresas Edesur y Edenor empezaron a cobrarle a la gestión PRO la tarifa completa, pero la gestión PRO sólo pagó la tarifa anterior, como si siguieran existiendo los subsidios del Estado nacional. Esta situación generó un déficit que se fue incrementando mes a mes y que llegó a una cifra millonaria. En tanto, el gobierno porteño presentó dos cautelares contra las empresas de electricidad. En el caso de Edesur, fue rechazada y el macrismo apeló. La de Edenor sigue pendiente.

Luego de una serie de intimaciones a las que la gestión PRO no respondió, Edesur comenzó el martes con un cronograma de cortes de luz que –según confirmaron a este diario– se seguirá expandiendo con el correr de los días. Siempre aclararon que no habrá cortes en servicios fundamentales, como comisarías, hospitales y escuelas. El primer día cortaron por falta de pago Plaza de Mayo, las plazas Irlanda, Almagro, Arenales, el Parque Centenario y la fuente Las Nereidas en la Costanera Sur. Ayer, el Obelisco quedó a oscuras.

Edenor, en tanto, también comenzó a aplicar cortes en zonas que no afecten los servicios básicos. Entre otros, quedaron en las sombras la escultura de la flor de metal que está en Plaza Francia, el Monumento de los Españoles, el Monumento a Urquiza (Figueroa Alcorta y Sarmiento), el Monumento a Güemes (Alcorta y La Pampa) y el Monumento a Garibaldi que está en Plaza Italia. También le cortaron la luz a los bosques de Palermo (Parque Tres de Febrero), a la Plaza Cortázar y a los Centros de Gestión y Participación (CGP) de Villa Urquiza y Palermo.

Como respuesta, el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, tendió un manto de sospechas sobre los cortes. “No es casual. Pensar eso sería una ingenuidad”, afirmó, obviando el hecho de que la Ciudad no está pagando la cuenta de la luz. “Tradicionalmente las empresas eléctricas no pagan impuestos, nosotros no pagamos la luz y a fin de año se compensa”, sostuvo. Se refería a las compensaciones –regidas por la Resolución 328/04– que existen entre el gobierno porteño y las empresas de electricidad, a partir de una tasa municipal que cobran a los usuarios dentro de las facturas y que solía ser pagada a fin de año. En ambas empresas indicaron que ese mecanismo no puede ser utilizado con deudas de la magnitud que tiene actualmente el gobierno porteño.

Sobre los cortes en los CGP, Larreta no dio pistas de cómo piensa resolverlo: “Mucha gente tenía turnos para casarse o hacer otros trámites y ahora no los podrán cumplir”, se quejó, sin ofrecer solución alguna. Consultados por Página/12, en el gobierno porteño afirmaron que esperarán a que se resuelvan las cautelares que estaban presentadas en la Justicia, lo que implica que los plazos en los que la Ciudad seguirá en penumbras pueden ser largos. Las causas vegetan desde hace meses.

La Ciudad está siendo discriminada porque tiene una tarifa diferenciada con relación al resto de las provincias. El rebalanceo tarifario de la ciudad de Buenos Aires no ha sucedido en otras provincias y multiplica la tarifa por cuatro”, afirmó Santilli, quien aprovechó para comentar que van a “avanzar con un trabajo integral, que tiene que ver con la agenda verde, y que apunta a la reducción del consumo energético en un 30 o un 40 por ciento”.

El problema no es el subsidio, sino que la Ciudad no paga la cuenta”, respondió el ministro de Planificación, Julio De Vido, desde Caracas. Los opositores porteños, en tanto, cuestionaron la inacción del jefe de Gobierno y recordaron que la Legislatura porteña aprobó una ampliación presupuestaria –a pedido del gobierno PRO– en la que figuran 384 millones de pesos para “servicios básicos”. De este rubro, 165 millones estarían específicamente destinados a pagar las cuentas de la electricidad sin los subsidios del Estado nacional.

Los cortes seguirán mientras no haya pago de la deuda”, afirmaron en Edesur, en donde señalaron a este diario que el gobierno porteño no hizo ningún intento de comunicarse e intentar resolver la situación. El escenario era idéntico en Edenor, que controla el 25 por ciento de la Ciudad, contra el 75 por ciento de Edesur. En Edenor indicaron que hay un cronograma de cortes que se seguirá aplicando día a día. “Perseguimos el cobro a nivel judicial y a nivel de intimaciones. Como no dio resultado, se procedió al corte en los lugares que no afecten a la seguridad de la población. No se va a hacer un corte en comisarías, escuelas u hospitales”, indicaron voceros de Edenor. Las dos empresas eléctricas señalaron que el cronograma de cortes se extenderá. Todavía no estaba definido si incluirán al Palacio de Gobierno, donde Macri tiene su despacho. Aunque nunca está de más proveerse de un grupo electrógeno.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-199606-2012-07-26.html

“No tiene excusa”

Advierten que en la Legislatura se votó una ampliación presupuestaria que contemplaba el pago de las boletas de luz sin los subsidios. Piden que “gestione con seriedad”.

Daniel Filmus. Juan Cabandié. Delia Bisutti.
Aníbal Ibarra. Rafael Gentili. Tito Nenna.

La oposición porteña dedicó críticas y descalificaciones ayer al gobierno de Mauricio Macri debido a la deuda de poco más de 50 millones de pesos que la administración se niega a pagar a Edesur, además de recordar que hace poco más de un mes, y con la excusa del incremento en la factura de energía eléctrica debido a la quita de los subsidios de la Nación, la gestión obtuvo el aval de la Legislatura para ampliar el presupuesto. Algunos consideraron la actitud morosa como “vergonzosa”; otros exigieron que “deje de victimizarse” y “gobierne con seriedad”.

El legislador de Proyecto Sur Rafael Gentili hizo referencia a los recursos con los que el gobierno porteño cuenta para hacer frente al incremento en su factura de electricidad tras la quita de los subsidios nacionales. “No tiene ninguna excusa para no pagar”, aseguró, ya que “en la Legislatura se votó una partida extrapresupuestaria para hacer frente a la quita, con lo cual la falta de subsidios es una excusa más del macrismo para embarrar la cancha y siempre echarle la culta a otro”, remarcó.

Aníbal Ibarra, de Diálogo por Buenos Aires, coincidió en citar la ampliación presupuestaria, que para este rubro en particular fue de 384 millones de pesos, para echar por tierra las excusas del gobierno porteño: “Si se queja de esta manera y no paga la luz que usa en épocas de muy alta recaudación no me imagino lo que hubiera sido la Ciudad en el 2001 y 2002 en plena crisis”, concluyó. En relación con eso, consideró que “pretender que el gobierno nacional financie con subsidios la luz que usa la Ciudad es injusto e innecesario”.

Para el senador por el Frente para la Victoria Daniel Filmus, la deuda que el gobierno macrista se niega a abonar a la compañía de distribución de energía eléctrica demuestra que la ciudad de Buenos Aires es “un verdadero caos”. “El modelo de Estado que propone el gobierno de Macri quedó nuevamente en evidencia en estos días: la deuda por 51 millones de pesos con Edesur; el estado desastroso de la salud pública, con el cierre de la unidad pediátrica del Durand y el aumento de la mortalidad infantil”, relacionó Filmus, por lo que exigió al jefe de Gobierno porteño que “comience a gobernar” y “cumpla con todas sus promesas de campaña, ya que cuenta con el tercer presupuesto más alto del país”.

Por su parte, el titular del bloque del Frente para la Victoria en la Legislatura porteña, Juan Cabandié, opinó que la gestión liderada por Macri está “absolutamente perdida” por justificar la deuda que mantienen con Edesur con una situación de supuesta discriminación de parte del gobierno nacional en relación con la quita de subsidios al consumo energético: “Creo que tanto Mauricio Macri como el ministro (de Espacios Públicos) Diego Santilli tendrían que recuperar el eje porque están absolutamente perdidos”, mencionó Cabandié en relación con la argumentación que el último esbozó sobre la negación del gobierno porteño a pagar lo que debe a Edesur. Para Cabandié, el argumento de la discriminación “busca generar desánimo en la sociedad porque quieren contar el cuentito de que todo está mal cuando los argentinos pensamos otra cosa”.

Quien también tomó como punto de partida la teoría macrista de la discriminación para despuntar las críticas a la administración porteña fue la legisladora de Nuevo Encuentro Delia Bisutti, que negó la hipótesis y exhortó a la administración macrista a “gestionar con seriedad y emplear los recursos en forma correcta”.

El legislador porteño del Frente para la Victoria (FpV) Francisco “Tito” Nenna consideró “vergonzosa” la actitud del gobierno macrista de “querer que todas las provincias, las más pobres y las más ricas, les sigan subsidiando la luz de las plazas de la Ciudad”. En tanto, aseguró que la administración porteña “tiene los fondos suficientes” para pagar a Edesur lo que le debe. “Con un presupuesto de casi 35 mil millones de pesos es la tercera jurisdicción con mayor cantidad de ingresos del país”, remarcó Tito Nenna. Por último, exigió que Macri “no se victimice más y se haga cargo” de las políticas públicas de la Ciudad. “Es el jefe de Gobierno y no un visitante ilustre”, ironizó.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/199606-59864-2012-07-26.html

Mauricio Macri: Autoritario e ineficiente

“Lo conocí sentado al lado de Juan Carlos Rousselot en la estafa del plan cloacal en Morón. Esa es la primera imagen que siempre me aparece de Macri, porque fue un momento muy duro para los moronenses.

El quiso venderse como un tipo que venía a construir una derecha democrática, moderna y eficiente y quedó claro que nada de eso sucedió. Es un señor de derecha clásico: autoritario, antidemocrático y absolutamente ineficiente.

Además, me parece que tiene aspiraciones que no se condicen con el funcionamiento de su despertador. Es como que no asume sus responsabilidades.

A Macri hay que avisarle que gestionar es levantarse temprano a la mañana y hacerse cargo de los problemas.”

Extracto de la nota: Té para tres
Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-199294-2012-07-23.html