In memoriam:
A 80 años del nacimiento de Víctor Jara

Se aproximó dispuesto a cumplir la orden que le habían asignado. Era de noche, hacía frío y el hedor a descomposición ya se esparcía alrededor del ambiente impregnado de un silencio tenebroso.

Ante sus ojos yacía una pila de cuerpos inertes. El ex funcionario del Registro Civil de Chile dice haber sentido escalofríos y tener ganas de correr ahí mismo, pero la obligación le imponía serenidad y uno a uno, fue desmontando los cadáveres. De pronto, Héctor Herrera se quedó un instante pasmado ante una imagen que parecía conocida. Estaba muy sucio, con tierra en las heridas y tenía el cabello impregando de sangre. Dijo que a imple vista se le notaban heridas profundas en ambas manos y en la cara. Y que tenía sus ojos abiertos, pero con una mirada tranquila. En una de sus muñecas vio un alambre con un pedazo de cartón donde estaba anotado “Octava Comisaría”.

Nunca imaginó Herrera de que sus presentimientos eran reales y que años después, la viuda del cantautor reconocería a su esposo como un amasijo de huesos violentados por la dictaura. Nunca imaginó de que años después el recelo que tuvo al aproximarse a esos cuerpos, se transformaría, luego, en un cruento testimonio que pasaría a formar parte del amplio historial de desapariciones que se dieron en la dictadura de Augusto Pinochet.

Sin embargo, hoy, a 80 años de su nacimiento, hemos preferido dejar de lado el fantasma que se cierne sobre su desaparición y preferimos recordarlo por su música, su legado y la presencia cultural que hasta hoy tiene en Chile.

Vida

Víctor Jara nació el 28 de septiembre de 1932 hijo de padres campesinos, inquilinos de la pequeña localidad de Quiriquina, perteneciente en ese entonces al departamento de Bulnes, actualmente San Ignacio, en donde se arraiga un profundo folclore. A la edad de seis o siete años, Víctor Jara conoció a Patricia Cáceres y se vio obligado a acompañar en los trabajos del campo a su familia. La actividad de vocalista de su madre le produjo el primer contacto con la música.

A los 15 años quedó huérfano e ingresó en el Seminario Redentorista de San Bernardo. Allí permaneció dos años. En 1957 entró en la Escuela de Teatro de la Universidad de Chile. En esa época conoció a Violeta Parra, que lo acogió como discípulo. En 1960 recibió el título de director teatral y pasó a formar parte del directorio del Instituto del Teatro de dicha casa de estudios. Dirigió varias obras de teatro y obtuvo el Premio Laurel de Oro como mejor director del año. En 1967 fue invitado a Gran Bretaña, donde recibió otro premio por su dirección teatral. Estando allí compuso una de sus canciones más conocidas, Te recuerdo Amanda, dedicada a sus padres Amanda y Manuel.

En 1968 pasó a ser el director artístico del conjunto de música popular Quilapayún. En 1967 publicó su primer álbum musical, titulado Víctor Jara. Su segundo álbum, Pongo en tus manos abiertas (1969), coincidió con el respaldo que prestó a la candidatura de la Unidad Popular de Salvador Allende como militante de las Juventudes Comunistas. En 1970 publicó Canto libre, El derecho de vivir en paz y La población, creaciones de gran belleza y fuerza poética que lo convirtieron en uno de los máximos exponentes del resurgimiento y la innovación de la canción popular en Latinoamérica.

Fuente: http://lamula.pe/2012/09/28/in-memoriam-a-80-anos-del-nacimiento-de-victor-jara/gianfrancogf

Las Casitas del Barrio Alto
Victor Jara

Las casitas del barrio alto
con rejas y antejardín,
una preciosa entrada de autos
esperando un Peugeot.

Hay rosadas, verdecitas,
blanquitas y celestitas,
las casitas del barrio alto
todas hechas con recipol.

Y las gentes de las casitas
se sonríen y se visitan.
Van juntitos al supermarket
y todos tienen un televisor.

Hay dentistas, comerciantes,
latifundistas y traficantes,
abogados y rentistas
y todos visten polycron.
(y todos triunfan con prolén)

Juegan bridge, toman martini-dry
y los niños son rubiecitos
y con otros rubiecitos
van juntitos al colegio high.

Y el hijito de su papi
luego va a la universidad
comenzando su problemática
y la intríngulis social.

Fuma pitillos en Austin mini,
juega con bombas y con política,
asesina generales,
y es un gángster de la sedición.

* El siguiente video e IMPERDIBLE por las palabras que anteceden a la cancion:

Ni chicha ni limoná
Víctor Jara (1970)

Arrímese mas pa’ ca
aquí donde el sol calienta,
si uste’ ya está acostumbrado
a andar dando volteretas
y ningún daño le hará
estar donde las papas queman

Usted no es na’
ni chicha ni limoná
se la pasa manoseando
caramba zamba su dignidad

La fiesta ya ha comenzao
y la cosa está que arde
uste’ que era el más quedao
se quiere adueñar del baile
total a los olfatillos
no hay olor que se les escape

Si queremos más fiestoca
primero hay que trabajar
y tendremos pa’ toítos
abrigo, pan y amistad
y si usted no está de acuerdo
es cuestión de uste’ nomás
la cosa va pa’ delante
y no piensa recular

Ya déjese de patillas
venga a remediar su mal
si aquí debajito ‘el poncho
no tengo ningún puñal
y si sigue hociconeando
le vamos a expropiar
las pistolas y la lengua
y toíto lo demás

Canción de Quilapayún para la campaña de Salvador Allende

Millones – Camila Moreno

Vamos a dedicar la siguiente cancion a todas aquellas personas
que creeen que pueden comprarlo todo con el dinero… incluso un pais

 Camila Moreno

 

Millones – Camila Moreno

Farmacéutica, trasatlántica, trasandina
una vida se apaga porque le estorba,
que no se muera pronto pa’ darle la vacuna.

Ellos dicen ser buenos,
reparten pastillas
hay que pena que le da si se hace tira
Ellos dicen ser buenos, reparten pastillas
Hay que pena que le da, pero es mentira

Quieren millones, millones
millones, millones,
millones, millones.
Millones, millones,
millones, millones,
millones, millones
Millones de almas en su inmensa cuenta,
millones de casas sobre la selva.

Esto pasa en los dias,
pasa en las noches
pasa todos los segundos que tomo té en la cocina.

Farmacéutica, trasatlántica, trasandina
una vida se apaga porque le estorba,
que no se muera pronto pa’ darle la vacuna.

Quieren millones, millones
millones, millones,
millones, millones.
millones de almas en su cuenta
millones de represas en la tierra

Ellos gobernaron el pasado, la rutina, la energía
no gobernaran el futuro.
Ellos gobernaron el pasado, la rutina, la energía
no gobernaran el futuro.
No
No gobernaran el presente, el futuro

Quieren millones, millones
millones, millones,
millones, millones.
Millones de almas en su cuenta
Millones de represas en la tierra

El huaso Contreras y el presidente Piñera


Por Hernán Rivera Letelier *

El cuento es viejo: la inundación había alcanzado la casa y la orden era evacuar, pero el huaso Contreras no quería hacerlo. Cuando el agua le llegaba a las rodillas vino una camioneta a buscarlo. El huaso Contreras dijo que no se iba. Se quedaría en su casa, él confiaba en Dios y Dios lo salvaría. La lluvia era incesante, los ríos desbordaron y el agua anegó completamente la planta baja. El huaso Contreras, asomado a la ventana del segundo piso, vio que una lancha llegaba a salvarlo. Sin inmutarse, les mostró un papelito que decía que estaba bien, que seguía confiando en Dios y Dios sabría cómo salvarlo. Cuando el agua sobrepasó todo lo esperado, el huaso Contreras tuvo que encaramarse a la parte más alta del techo. Lo único que llevaba consigo era la alcancía con los ahorros de toda su vida, un chanchito de greda al que había bautizado como Chauchito. Cuando apareció el helicóptero a rescatarlo y le tiraron una soga y le dijeron por altoparlante que se agarrara de ella, él dijo que no, que aún confiaba en el poder del Omnipotente.

El huaso Contreras murió ahogado, murió con Chauchito fuertemente agarrado bajo el brazo. El huaso llegó al cielo hecho una furia. Cómo era posible que Dios, en el que había depositado toda su fe, no hubiera hecho algo para salvarlo. Entonces, como un trueno, se oyó una voz en todo el ámbito del cielo: Huaso porfiado, te mandé una camioneta, una lancha y un helicóptero.

Sebastián Piñera, que diariamente pide a Dios pasar a la historia como el mejor presidente de Chile, al ver que el rechazo a su gobierno –según las encuestas– ya le llega al cuello, entra en la Catedral Metropolitana despotricando que cómo era posible que El, su Dios a quien adoraba puntualmente en cada Semana Santa, no le diera una manito para cumplir su sueño. Entonces, como un trueno, en la acústica de la catedral de piedra se oye retumbar una voz: Enano porfiado, te mandé un terremoto, 33 mineros y miles de estudiantes.

Con el terremoto hubieras pasado a la historia reconstruyendo el país con rapidez, eficiencia y compasión, pero pusiste a cargo a una parva de inútiles aprovechados y aún los pobres damnificados están durmiendo bajo la lluvia; con los 33 hubieras hecho historia haciendo los cambios necesarios en la legislación laboral –perpetrada por tu hermano José–, pero te conformaste con pasearte por el mundo regalando piedras y mostrando el famoso papelito; y ahora, con los miles de estudiantes que te he mandado a la calle –verdadero tsunami de color y juventud–, podrías dejar tu nombre inscripto con letras de oro no sólo en la historia de Chile sino de Latinoamérica entera, instaurando una educación de calidad y gratuita para todos (si hasta yo entiendo que la educación es un derecho y no un bien de consumo).

O aprovechas esta última oportunidad o te quedas arrinconado en La Moneda como un pordiosero avariento, haciendo oídos sordos a la lluvia de gritos y cánticos y demandas de los jóvenes, ahogándote sin pena ni gloria y con Lucrito apretado tenazmente bajo el brazo.

* Escritor chileno. Su última novela es El escritor de epitafios.

URL: http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-175473-2011-08-27.html

Chile: El Bono de Marzo

Chile: Bono de marzo

Luego del terremoto en Chile (27/02/2010) que afectó a muchos de sus habitantes, el mundo pudo apreciar con toda claridad la realidad de ese país.

Por los medios chilenos e internacionales, se vio con toda claridad los tremendos niveles de pobreza que existen en ese país, como irrefutable evidencia de la gran brecha que existe entre los que más tienen (unos pocos) con los que menos tienen (la gran mayoría).

Son los mismos chilenos los que manifiestan que están logrando índices del primer mundo, no me cabe la menor duda que es así, pero esa realidad es para unos cuantos habitantes (de Las Condes y otros barrios exclusivos chilenos), pero la realidad es que la mayoría de chilenos vive como la gran mayoría de los ciudadanos latinoamericanos, bajo estándares tercermundistas en el mejor de los casos.

El día de hoy encontré la noticia de que el congreso chileno aprobó un bono de US$ 80.00 (Ochenta dólares americanos) para los sectores de menos recursos.  En la misma nota se indica que esta medida favorecerá a 4,2 millones de personas y tendrá un costo de 320 millones de dólares.

Sin embargo para la compra de armas destinan varios miles de millones de dólares.

Según información que se encuentra en la red, el presidente Lagos compró armamento por un monto de 3,000 millones de dólares. En el periodo de la presidente Bachelet se gastaron otros 2,000 millones.

Aunque es muy difícil saber exactamente el monto del gasto en compras de armamento, se sabe que Chile en este momento posee una de las fuerzas militares más poderosas de la región.

Chile: Bono de marzo

Según las estadísticas Chile ocupa el segundo lugar en la lista de países de la región que más gastan en armamento. Estas compras las realizan principalmente a Estados Unidos, Israel y Francia, entre otros.

No es casual entonces que quienes les venden las armas sean los mismos que dictaminan sobre las economías y democracias del planeta.

Si compras armas y permites que sus corporaciones se instalen en el país, serás muy bien calificado, tendrás acceso a los organismos multilaterales de crédito, al financiamiento y la inversión. Además podés “vender” la ilusión de pertenecer al Primer Mundo. Por eso es muy bueno destinar algunos miles de millones a comprarles sus máquinas de la muerte.

En cambio si destinas los dineros públicos en atender las necesidades de la población, en mejorar la infraestructura, la calidad de vida, los servicios públicos, la salud, la educación, lograr un mercado interno saludable y sustentable, en generar industria nacional, en desendeudamiento, serás marginado, no tendrás buenas calificaciones y no podrás acceder al financiamiento de los organismos multilaterales.

No es necesario decir más, para ayudar a la población que perdió todo se destinan 320 millones de dólares, para comprar armamento 5,000 millones de dólares.

Y nos venden el slogan de ¡CHILE PAIS DEL PRIMER MUNDO!

Fuentes y más información:

http://www.larepublica.pe/internacionales/17/03/2010/chile-congreso-aprueba-bono-de-80-para-42-millones-de-personas

http://chile-hoy.blogspot.com/2009/02/chile-recibe-us-1160-millones.html

http://www.peru.com/noticias/sgc/portada/2009/05/30/detalle36777.aspx

http://www.lacapital.com.ar/contenidos/2009/10/20/noticia_0022.html