El Rey de los Aumentos

Macri fijó subas en TODOS los tributos

Por Sebastián Premici

Desde que se hizo cargo del Ejecutivo porteño, Mauricio Macri aumentó todos los tributos que recauda su jurisdicción: ABL, Patentes, Sellos e Ingresos Brutos (asociado directamente a la actividad económica, como el IVA).

Esa política le valió un incremento en la recaudación de 178 por ciento entre 2007 y 2011.

En el caso puntual del ABL, aplicó una primera revaluación no bien asumió, que implicó un salto anual de ingresos de 656 millones de pesos a 1286 millones. El nuevo ajuste en este tributo, que fue votado el año pasado por la Legislatura, podrá alcanzar en casos puntuales hasta un quinientos por ciento de incremento. El impuesto que más creció durante su primer mandato fue el de Sellos, un 504 por ciento.

Según el Presupuesto porteño, Macri estipula para este año un gasto de 32.905,4 millones de pesos, con ingresos por 31.635,8 millones. Es decir que tendría un déficit de 1269,6 millones de pesos.

“El esquema de Macri es el siguiente: presenta presupuestos deficitarios y en base a eso luego justifica los incrementos en los impuestos o el endeudamiento. Aunque los presupuestos nunca dan pérdidas sino que son subejecutados. Esta política de incrementos de impuestos fue sistemática”, afirmó a Página/12 Alejandro Otero, jefe de Rentas durante la gestión de Aníbal Ibarra.

En el caso del ABL, la ley de leyes porteña estimó una recaudación de 1092,1 millones de pesos. Sin embargo, la gestión Macri pretende recaudar algo más por este tributo. En 2011, el ABL representó 1465,4 millones de pesos, mientras que con los aumentos que comenzó a aplicar este mes, podrá recaudar aproximadamente 2300 millones de pesos, es decir un 60 por ciento más que el año pasado.

El tributo que más aumentó en recaudación fue Sellos. En 2007 representó ingresos por 281,2 millones de pesos. El primer salto fuerte se produjo en 2009, cuando pasó a representar 785,5 millones de pesos y en 2011 fueron 1699,6 millones. Un acumulado de 504 por ciento. Para 2012, la proyección es de 1910 millones de pesos.

La base imponible se fue ampliando todos los años. Cada vez son más los contribuyentes que quedan comprendidos dentro de este gravamen. La última incorporación fueron los contratos de alquiler de locales comerciales”, explicó Otero.

El impuesto más representativo para la Ciudad de Buenos Aires es Ingresos Brutos, que está directamente ligado con la actividad económica de todo el país. Este es un tributo que funciona por convenios multilaterales con las provincias. Por ejemplo, una empresa que produce peras en el Alto Valle, pero tiene su asiento legal en Capital, tributa en esta jurisdicción. “Muchas veces el gobierno porteño se queja de que tiene que financiar a los que vienen de la provincia de Buenos Aires, pero muchas empresas del país dejan sus impuestos acá”, sostuvo un economista integrante de la Gran Makro.

Entre 2007 y 2011, la recaudación por Ingresos Brutos aumentó un 182 por ciento. El año pasado fue de 16.227,4 millones de pesos.

Macri aplicó una variación de la alícuota para determinadas empresas que pasó del 3 al 4,5 por ciento. “Iba a ser transitorio, pero luego fue prorrogándose en el tiempo”, agregó el ex jefe de Rentas.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-191211-2012-04-05.html