La perspectiva bélica de la Seguridad Nacional

En décadas pasadas se difundió otra perspectiva bélica, conocida como de seguridad nacional, que comparte con la visión comunicativa del poder punitivo su carácter de ideología de guerra permanente (enemigo disperso que da pequeños golpes).  Por ello, sería una guerra sucia, contrapuesta a un supuesto modelo de guerra limpia, que estaría dado por una idealización de la Primera Guerra Mundial (1914 – 1918), curiosamente coincidente con el culto al heroísmo guerrero de los autoritarismos de entreguerras (la camaradería de trincheras, los colosos musculosos, etc.).  Se razonó que, dado que el enemigo no juega limpio, el estado no estaría obligado a respetar las leyes de la guerra, argumento con el cual se entrenaron fuerzas terroristas que no siempre permanecieron aliadas a sus entrenadores.  Con este argumento, se consideró una guerra lo que era delincuencia con motivación política y, pese a ello, tampoco se aplicaron los Convenios de Ginebra, sino que se montó el terrorismo de estado que victimizó a todos los sectores progresistas de algunas sociedades, aunque nada tuviesen que ver con actos de violencia.  La transferencia de esta lógica perversa a la pretendida guerra contra la delincuencia permite deducir que no sería necesario respetar las garantías penales y procesales por razones semejantes.  De este modo, así como la guerrilla habilitaba el terrorismo de estado y el consiguiente asesinato oficial, el delito habilitaría el crimen de estado.  Por este camino, la guerrilla habilitaba al estado a ser terrorista y el delito a ser criminal; en cualquier caso la imagen ética del estado sufre una formidable degradación y, por ende, pierde toda legitimidad.

Eugenio R. Zaffaroni, Manual de Derecho Penal, Parte General, 2da Edición, EDIAR, Bs As, 2010, Cap. 1: Poder punitivo y derecho penal, Pág. 18.
 

Buen viaje Flaco!

Luis Alberto Spinetta

 Buenos Aires, 23 de enero de 1950 – Buenos Aires, 8 de febrero de 2012

También conocido como El Flaco, fue un cantante, guitarrista, poeta y compositor argentino de rock, considerado como uno de los más importantes de su país. La gran complejidad de sus obras, tanto en lo instrumental, como en lo lírico y poético, le valió el reconocimiento en Latinoamérica y el resto del mundo.

En sus letras hay influencia de escritores, poetas, artistas y pensadores como Rimbaud, Vincent Van Gogh, Carl Gustav Jung, Sigmund Freud, Friedrich Nietzsche, Foucault, Deleuze, Carlos Castaneda y Artaud, del cual incluso lleva su nombre uno de sus discos.

Es considerado uno de los padres del rock argentino junto con Lito Nebbia, Javier Martínez, Moris, Pappo, y Tanguito entre otros.

El 21 de julio de 2009 fue galardonado con el Gardel de Oro por CAPIF (la cámara de productores fonográficos) por su disco Un mañana, también se llevó los galardones a Mejor Álbum Artista de Rock; Mejor Diseño de Portada; Mejor Video Clip; Canción del Año y Álbum del Año.

El 4 de diciembre de 2009 festejó sus 40 años de trayectoria ya que era un excelente artista del rock argentino con un recital de cinco horas y media en el que reunió a todas las bandas de su carrera.

El 23 de diciembre de 2011 publicó en la cuenta de Twitter de su hijo Dante una carta en la que manifestaba que estaba enfrentando un cáncer de pulmón. Finalmente, falleció el día 8 de febrero de 2012, víctima de dicha enfermedad.

Las habladurías del mundo
Pescado Rabioso

Toda la ternura me darás,
si te ofrezco ser, parte de tu cuerpo…
y ya al acariciarme me darás,
los espejos que son,
en tu día del alma…

Mientras oigo trinos voces,
oigo más, son aquellos,
los Dioses que nos escuchan…

No estoy atado a ningún sueño ya…
las habladurías del mundo,
no pueden atraparnos…

Veo las palabras nunca son,
lo mejor para estar desnudos,
ni la anaconda es como el buey,
ya no hay más,
reyes de la selva…

Toda la ternura me darás,
si te ofrezco ser,
parte de tu cuerpo…

No estoy atado a ningún sueño ya…
las habladurías del mundo,
no pueden atraparnos…

Nena Boba
Pescado Rabioso

Nena boba,
no sabes bailar,
nena boba,
no sabes amar…
yo te chisto,
te quiero seguir…
y vos me respondes:
esto no es para mí.

Entonces quiero,
cortarme las venas
tal vez tomaste demasiado,
mucho sol en la arena…

Nena boba,
no sabes bailar,
nena boba,
no sabes amar…
yo te entrego,
mi rosa más negra…
pero nena boba,
era verde turquesa…
yo ya no quiero perderme en abismos…
no, no, no…
al fin y al cabo con las bobas,
siempre pasa lo mismo…

¡Subíte a mi tren nena boba!